caracolesinformacion

Caracol, alimento rico en Magnesio

El caracol, alimento rico en magnesio, es un plato muy apreciado en distintas zonas de nuestro país. Se trata de un molusco que está compuesto principalmente por agua (en más de un 80%) y que apenas tiene grasa. La Federación Española de la Nutrición (FEN) apunta que este alimento destaca especialmente por el alto contenido en hierro, calcio, cinc y magnesio. En concreto, por cada 100 gramos de caracoles ingeridos podemos llegar a obtener hasta 250 miligramos de magnesio.

El caracol es un molusco gasterópodo, tiene una sola concha, generalmente espiral, donde vive el molusco.

En concreto, vive en la última revuelta de la concha, y se protege mediante un opérculo córneo (periostraco) que cierra a voluntad, sobre todo cuando las condiciones ambientales no son propicias.  De cuerpo blando compuesto
por cabeza, pie y masa visceral. Reptan para desplazarse y la masa visceral siempre está dentro de la concha. Retraen el pie y la cabeza cuando se sienten amenazados o por factores ambientales adversos. El pie segrega una mucosa que facilita el desplazamiento. Dos tentáculos o cuernos en cabeza que acaban en ojos y boca. En la boca tienen una rábula con miles de dientes dispuestos en hilera para roer alimentos y transportar los fragmentos hacia el tubo digestivo a modo de cinta transportadora.

Se desgastan y regeneran continuamente. Respiración pulmonar a través de una oquedad por donde se produce el intercambio de gases. Para consumirlos hay que purgarlos, mediante ayuno, para que no amarguen, ya que conservan muchos restos de fluidos y de alimentos que hay que depurar o eliminar.

Casi todos los caracoles pertenecen al género Helix:

El caracol común o de jardín (Helix aspersa) es de color pardo con bandas y tiene un peso variable entre 7 y 10 gramos. Buena calidad de carne, tirando ablanquecina.

El caracol miel, español o serrano (Otala láctea) es más rústico que el anterior. Su concha es de color pardo con bandas. Su peso aproximado es de 6 gramos y su carne de mediana calidad.

El caracol de las viñas o escargot de Borgoña (Helix pomatia) es de excelente calidad de carne, concha rojiza y gran tamaño, pesa alrededor de 20 gramos.

El caracol de las llanuras (Helix aperta) vive en las llanuras y cerca de la costa. Su carne es delicada.

Hábitat
Como su propio nombre indica, estos caracoles de tierra viven en tierra firme, por la que se arrastran con su vientre mediante un pie. También los hay de crianza. La crianza o cultivo en granja de las especies comestibles más apreciadas se denomina «helicicultura». Si bien la oferta nacional y de importación permite disponer de ellos durante todo el año, el consumo de los caracoles tiene una marcada estacionalidad de abril a junio.

Porción comestible
20 gramos por cada 100 gramos de producto fresco.

Fuente de nutrientes y sustancias no nutritivas
Proteínas, calcio, zinc, magnesio, hierro, potasio, fósforo, selenio y niacina.

Valoración nutricional
Los caracoles de tierra, desde el punto de vista nutricional, son unos moluscos con gran cantidad de agua (82%) y bajo contenido en grasa (1,4%). De su contenido en minerales y vitaminas, destaca el magnesio, hierro, calcio, zinc, potasio, fósforo y selenio; y el de vitamina B3 o niacina. Una ración de caracoles cubre el 82% de las ingestas recomendadas de niacina para hombres y el 109% para mujeres de 20 a 39 años que practican actividad física de forma moderada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *